SPM

El Servicio de Prevención Mancomunado (SPM), pretende ayudar a los agricultores y ganaderos a superar las dificultades que se encuentran a la hora de gestionar la prevención de riesgos laborales, debido a las características y peculiaridades del sector. Esta modalidad organizativa permite disponer de personal técnico cualificado, con capacitación para realizar cualquier actividad de prevención de riesgos laborales dentro de la empresa. Además los técnicos se especializan en el sector, con lo que tendrán un mayor conocimiento de la problemática del mismo.

 

Este mayor conocimiento del sector hará que las empresas se beneficien de la puesta en común de soluciones técnicas u organizativas, ya que estas empresas suelen tener maquinaria agrícola y procesos de trabajo similares y una problemática ante la implantación de la gestión de la prevención de riesgos parecida.

 

El  principal objetivo es extender una cultura preventiva en el ámbito agropecuario y conseguir un cumplimiento paulatino y eficaz de la normativa preventiva en el sector. Para ello el SPM asiste, asesora e informa tanto a la empresa como a los trabajadores en todo lo relativo a la prevención de riesgos laborales.

El empresario agrícola encuentra en el SPM un respaldo en las tareas de prevención, una ayuda para cumplir con las obligaciones de la normativa vigente y un equipo especializado para realizar las labores de gestión y documentación.

El Servicio de Prevención Mancomunado integra tres de las cuatro especialidades propias de la prevención de riesgos laborales:

  • Seguridad en el trabajo: conjunto de técnicas y procedimientos que tiene por objeto eliminar o  disminuir el riesgo de que se produzcan los accidentes de trabajo.
  • Higiene industrial: conjunto de procedimientos destinados a controlar los factores ambientales que pueden afectar a la salud en el ámbito de trabajo. Se entiende por salud al completo bienestar físico, mental y social.
  • Ergonomía y psicosociología aplicada: conjunto de técnicas preventivas orientadas a abordar los factores de riesgo derivados, principalmente, de la carga de trabajo y de la organización del mismo. A su vez, la ergonomía trataría de estudiar las cargas físicas que inciden en el trabajador, y la psicosociología aplicada las cargas psíquicas, emocionales y conducta.

 

La prevención de riesgos laborales está encaminada tanto a evitar los accidentes como a controlar las enfermedades profesionales.

Esta  cuarta especialidad, Vigilancia de la Salud, engloba un conjunto de actividades encaminadas a la prevención de riesgos laborales, cuyos objetivos generales tienen que ver con la identificación de problemas de la salud y las actuaciones en materia preventiva en el ámbito empresarial. Los cambios continuos de las condiciones laborales de todos los trabajadores afectan a la forma de trabajo y es imprescindible realizar un esfuerzo para adaptarnos a estos cambios y demandas.

Se concertará con un servicio de prevención ajeno ya que es necesario disponer de servicio médico para la realización de los reconocimientos médicos.